BOSTON EN SILLA DE RUEDAS

Tres de los  días que dedicamos a visitar la costa Este de USA fueron a la ciudad de Boston. Como os comenté en otra de mis entradas en el Blog, Boston es una ciudad que transmite aroma Europeo, quizás por sus edificios, no sabría decirlo pero hay zonas que te recuerdan a una ciudad inglesa.

 

Desde un punto de vista sillero la ciudad de Boston es una ciudad fácil de transitar aunque también encontraréis alguna zona algo difícil por sus pendientes.

Una de las primeras zonas que visité, fue la más cercana al puerto (jardines, restaurantes, hoteles y zonas de ocio). Recuerdo perfectamente que nos recomendaron ir a comer algún restaurante a probar las típicas Lobster (langosta). En nuestro caso nos decantamos por el Union Oyster House y fue algo atípico ya que nos las sacaron con patatas fritas y ketchup, algo impensable por aquí.

 

Había varias cosas que relacionaba con Boston antes de visitarla: Lary Bird (jugador de basket), Cheers (mítica serie), el Maratón de Boston y ¡cómo no! la universidad de Harvard . Ésta última os recomiendo que la visitéis si tenéis oportunidad, tanto las zonas antiguas como las más nuevas.

La zona antigua de Harvard está como a 10km del centro de la ciudad. Si os gusta pasear e ir rodando os lo recomiendo. En mi caso fuimos en taxi y la vuelta fue rodando entre las diferentes facultades y hermandades, algo muy-muy americano y totalmente accesible y recomendable ya que es donde se palpa el ambiente universitario.

 

Otra de las zonas de Boston que se puede visitar es la zona del Parque Boston Common (el más antiguo de todo USA). Este parque se encuentra en el centro de la ciudad y es el típico lugar de esparcimiento de la gente de Boston.

En los alrededores del parque pudimos visitar diferentes edificios clásicos y modernos que albergan las instituciones más importantes de Boston.

 

Por último, si tenéis ilusión como era mi caso de visitar el Bar donde estaba ambientada la famosa serie Cheers siento deciros que no es accesible ya que varias escaleras os lo impedirán. Existe la opción de ir a visitar el bar/restaurante que existe también de la marca Cheers en la zona del puerto que sí es accesible y hacer el tonto emulando a Normmmmm pidiendo una cerveza.

Escrito por Iñaki Otazua.


 

 

 

Escribe el comentario