COLONIA DEL SACRAMENTO EN SILLA DE RUEDAS

Colonia es una pequeña ciudad fundada por los portugueses en 1680 situada al Oeste de Montevideo.

Hay varias maneras de llegar a Uruguay desde Argentina, nosotros a la ida nos decidimos por el ferry de Buquebus desde Buenos Aires, una opción accesible y sólo tarda 20 minutos. Las estaciones del ferry de Buenos Aires y la de Colonia, están totalmente adaptadas, baños, ascensores, rampas,… lo que te encuentres fuera es otra cosa ya….

Llegamos a Colonia con muchísimo calor. 30 grados para empezar nuestro viaje por Uruguay durante 20 días.

Colonia es una ciudad pequeña, se puede recorrer en un día perfectamente pero a nosotros nos gustó la puesta de sol y la calma de sus calles y nos quedamos un par de días más.

El barrio histórico son calles adoquinadas, bastante bastante difícil para pasear tranquilo con la silla de ruedas, suerte que llevo la freewheel que facilita bastante el terrano, la calle de los suspiros, el convento de San Francisco y el faro, la plaza Mayor son puntos interesantes en el barrio histórico. Fuera del barrio no está tan mal como me lo esperaba, algunas calles rotas pero lo habitual por estos países, cuando no hay un bordillo rebajado, se busca una entrada de garaje y cuando tampoco está esta opción, Sara me ayuda.

Hay bares y restaurantes en las calles principales, que están adaptados o que el acceso es fácil en silla de ruedas.

El alojamiento es un poco más complicado, nosotros dormíamos en un hostel, nada accesible, y los hoteles que vimos por el centro no estaban adaptados, supongo que subiendo un poco el presupuesto se encuentran.

Escrito por Pablo y Sara.
Podéis seguir sus aventuras sobre ruedas en http://wheeltravels.org/

Escribe el comentario