GLACIARES ARGENTINOS EN SILLA DE RUEDAS

Dejando atrás la región Tierra del Fuego y empezando nuestro rumbo hacia el norte, cogemos un avión hacia El Calafate.



Al día siguiente de llegar decidimos hacer la primera excursión, El Glaciar Perito Moreno, el lugar por excelencia de todo turista y viajero que llega a esta zona. Hicimos la excursión contratándola con el hostel donde dormíamos  ya que ofrecían un ruta alternativa. El camino de ida era por la vieja ruta, una camino de ripio (tierra) que poca gente utiliza ya.  Por ese camino pasamos por varias “Estancias”, lo que nosotros conocemos como granjas, con la diferencia que aquí cuentan con hectáreas y hectáreas de terreno, y observando la fauna de la zona como Condors de 3 metros.

La excursión consistía en una caminata bordeando el lago pero debido a que en silla de ruedas es imposible hacerla, el conductor nos llevo directamente a las pasarelas del glaciar. Llegamos pronto y tuvimos la oportunidad de estar una hora solos, completamente solos admirando el paisaje y escuchando como caían enormes trozos de hielo. El guía nos explica que este es el único glaciar que no esta en deshielo se va rompiendo al mismo ritmo que va creciendo, unos 2 metros al día.

La accesibilidad del Glaciar Perito Moreno

Es accesible pero incongruente! Construyeron un ascensor, que nunca ha funcionado,  para bajar a miradores donde no llegan las pasarelas . Por otro lado, todo el tinglado de pasarelas que han montado es increíble  pasarelas larguísimas y cómodas  sin embargo la entrada a las pasarelas con rampas esta escondidas y después de una fuerte pendiente que es imposible bajarla solo.

Un guarda se me acerca una vez estamos arriba, ofreciéndome su ayuda para bajar a  las pasarelas, le contesto que ya he bajado y he vuelto a subir y que no entiendo que después de tanta construcción se hayan olvidad de poner 50 metros mas. No responde, se encoge de hombros, y me contesta que ellos se tienen que ir fijando si viene alguien en silla de ruedas y ayudarlo hasta la entrada.

Otra actividad a realizar en el Perito Moreno es coger un barquito que recorre la cara sur del glaciar pudiendo apreciar la altura de la pared. La hicimos por supuesto, el barco cuenta con dos escalones para acceder a el, es el personal de allá quien te ayuda. Merece la pena, es una vista como hipnótica  cuesta creer que algo tan grande y tan impresionante este ahí tan cerca tuyo.
Después de un día tan completo, no había mejor manera de acabarlo, una Quilmes y un buen asado argentino.

El Calafate

Día nuevo y sin planes preparados, relax, tomar el sol y pasear por el centro de El Calafate, es un pueblo que ha crecido mucho en los últimos desde las afueras se puede ver como se va extendiendo, las dos calles principales del pueblo con comercios, restaurantes, y todo tipo de facilidades para el turista  hace este pueblo  muy acogedor y bastante accesible. Por la tarde habíamos quedado con Marcos, un chico que conocimos a través de Couchsurfing. Para quien no lo sepa Couchsurfing es una web muy útil que ofrece al viajero encontrar personas de la ciudad en la que se encuentra que estén dispuestos a ofrecer alojamiento. Quedamos con el en el bar Literario, uno de los bares famosos de Calafate, por su buen ambiente y terraza. Estuvimos con él y con Erika en su casa un par de días.  Un placer conocerlos y haber podido disfrutar de su compañía y de sus futuros sueños…. ¡¡¡Os esperamos en Barcelona chicos!!!!


Marcos nos lleva al Lago Roca, un lago, a solo 30 minutos del pueblo, un lugar donde la gente pasa el domingo en familia y donde acampan en fin de año (lastima no estar..) No hay nada en kms alrededor, es increíble estar tan solo, un lugar precioso y accesible, porque no hay nada que lo haga inaccesible, un lugar para ir y para volver…

El siguiente día es de ruta, no queremos irnos de esta zona sin ir al Chalten, el lugar al que se acercan montañeros a visitar el Fitz Roy, casi siempre cubierto con nubes. Es una zona para hacer trekkings y buenísimas excursiones por la montaña, complicado en silla de ruedas, pero aun así queríamos acercamos a esta zona, y visitar también el Lago del Desierto, a 38 km desde el Chalten por camino de ripio. Vistas increíbles durante todo el camino.

Unos grandes días en El Calafate, con pena por irnos pero con muchas ganas de seguir continuamos nuestra ruta hacia Bariloche….

Escrito por Pablo y Sara.

Todas sus rodadas en http://wheeltravels.org/

 


Escribe el comentario