VIAJE A BERLÍN CON SILLA DE RUEDAS

Viajamos a Berlin 6 días en diciembre. Hicimos el viaje a través de Destinia.  Cuando reservéis por internet aseguraos que os reserven una habitación adaptada, por que cuando llegamos no la teníamos y es que los de Destinia no la confirmaron (y no será por que no lo dijimos) pero bueno afortunadamente el recepcionista nos ayudó en todo momento y nos dio nuestra habitación adaptada.

Volamos con Air Berlin y la vuelta con Iberia. En el aeropuerto la asistencia perfecta, mi primo fue con su silla de ruedas hasta la puerta del avión y una vez allí ya la bajaron a la bodega.

Cuando llegamos a Berlin, cogimos un taxi desde el aeropuerto hasta el hotel, nos costó 20€ aprox.  Si viajásemos con mas gente hubiéramos cogido tren pero yo sola con la maleta y la silla no puedo. Aun así no nos pareció caro el taxi.

Nos alojamos en el Radisson Blu Berlin. He de decir que es el mejor hotel en que hemos estado, tanto por la relación calidad-precio como por su  su ubicación (la catedral estaba a unos pasos) la habitación era perfecta, amplia, y el baño muy bien equipado


El hotel es increíble y en su recepción tiene un acuario enorme.

Una vez pasado todo el lío de la habitación, nos fuimos a conocer la zona. Nada mas salir del hotel nos encontramos con un mercado de Navidad, son muy bonitos, puedes comer, comprar comida y por supuesto artículos navideños, en algunos es gratis entrar y en otros un donativo de 1€, pero cuando fuimos a pagarlo, a nosotros no nos cobraron.

Berlin es una ciudad preciosa y la ves más bonita cuando todo es accesible. Es el viaje que más hemos aprovechado.

Al lado del hotel estaba la isla de los museos, así que nada más desayunar nos íbamos directo a un museo, al ser tan temprano casi no había gente y podíamos verlo todo tranquilos.

Los primero que visitamos fue el Neues Museum, es un museo INCREIBLE, a nosotros nos encanta Egipto y en ese museo puedes encontrar muchísimas esculturas de allí, sarcófagos, entradas de templos, jeroglíficos…y como no, lo más visitado el busto de Nefertiti (el cual no se puede fotografiar)

También fuimos al Museo del Pérgamo, aquí entré yo sola por que estaban arreglando el ascensor y mi primo no pudo acceder, este museo yo lo considero visita casi obligada por que es precioso, me encantó la puerta de Babilonia.

Justo al lado de la isla de los museos nos encontramos con la catedral, también adaptada. Aquí antes de sacar nuestra entrada (que el acompañante no paga y la persona en silla de ruedas es reducida en todos los sitios) yo me fui para la entrada para acceder con mi primo y la verdad que no nos pidieron el ticket, así que no dijimos nada y entramos…La catedral es muy bonita y para la cúpula hicimos como en Roma, él me esperó abajo y yo subí para hacer las fotos.

Otros de los lugares que visitamos fue la Puerta de Brandenburgo, (nos la esperábamos más grande)

De ahí nos fuimos al monumento al holocausto judío

Paseando por Berlín te encuentras señalado por donde iba el muro

Otro museo que visitamos, fue el Museo Judío, en el cuál te cuentan toda la historia de los judíos, no solo lo que ocurrió cuando los campos de concentración.

También, como no, fuimos a ver el muro de Berlin, a East Side Gallery, para ir allí cogimos el tren, las estaciones están muy bien adaptadas y los trenes también.

Otro museo que vimos, fue el museo de historia alemana, también nos gustó muchísimo

También entramos a ver el edificio de la nueva guardia, el día que decidimos ir a Check Point Charlie, visitamos la topografía del terror, ahí ves toda la historia de la SS , la Gestapo, y bueno esta bien por que ves la historia, pero no es sobrecogedor como dice la gente, es historia mala, que no se debería de haber hecho, pero bueno son mas bien documentos y fotos, a nosotros no nos pareció tanto como dicen los comentarios, aquí la entrada es gratuita para todo el mundo, al museo de Check Point Charlie no pudimos entrar por que ese si que no está adaptado.

Justo al lado del hotel también teníamos el museo DDR,  es un museo muy peculiar, ya que puedes tocarlo todo, este si es aconsejable ir a horas que no haya mucha gente, ya que es un poco pequeño y con gente no vas a poder tocarlo todo ni verlo bien.

También fuimos a la Nueva Sinagoga, esto nos pareció un poco timo, por que no es como te lo esperas, por dentro no está bien adaptada y la verdad que es mejor verla solo por fuera, por que por dentro no tiene casi nada solo una exposición que no es nada del otro mundo.

A parte de lo cultural, Berlín tiene miles de tiendas y centros comerciales, al lado del hotel teníamos en Alexanderplatz de todo, aprovechamos que había rebajas de navidad y algo cayó (no todo va a ser museos).

En cuanto la comida no hay problemas, es un poco caro, pero eso es como todo, depende donde vayas, en general la comida alemana esta muy buena, y no puedes venirte de allí sin probar sus famosas currywurst

Y a los amantes del chocolate visitar la tienda de las famosas chocolatinas Ritter Sports, y merendar en su cafetería
En cuanto al tiempo, nos dijeron que tuvimos mucha suerte, nos llovió un poco, pero nada grave, y no pasamos ese frío que pensábamos que íbamos a pasar.

Espero que os haya servido de ayuda y que os animéis a visitar Berlin que es una ciudad preciosa.

Un abrazo rodante!!!

Ana y Juanma

Escrito por Ana Fernández (acompañante de usuario de silla de ruedas)

 

Destinia 10/02/15 13:05

Hola Ana y Juanma,
desde Destinia queremos disculparnos por los inconvenientes causados. Escuchamos y tomamos buena nota de los comentarios de los clientes para mejorar nuestro servicio. Gracias, viajeros.

Alize 06/12/15 19:45

Berlín es uno de los próximos viajes que me gustaría hacer, así que tomo nota de los lugares accesibles y los que no. ¡Muchas gracias por tus recomendaciones! ;)
¡Saludos!

    Kity 11/12/15 09:17

    Verás como te gusta. Una ciudad para disfrutarla y muy cómoda para silla de ruedas.
    Espero que lo disfrutes muchisimo.
    Un abrazo rodante :-)

Escribe el comentario