VOLAR EN GLOBO CON SILLA DE RUEDAS

¡Quien lo iba a pensar a estas alturas del partido! Que razón tienen los que dicen que es una de las tres cosas que hay que hacer en esta vida (montar en globo, escribir un libro y plantar un árbol, aunque en esta última, la gente varía mucho).

Volar en globo ha sido una de las mejores experiencias de mi vida y se la recomiendo a todo el mundo.

Nosotros la realizamos en La Garrotxa, Girona, con los amigos de Vol de Coloms. Empresa pionera en la adaptación de globos para que todos podamos disfrutar de esta actividad, personas con discapacidad, personas mayores, niños, etc. Otra gran iniciativa de turismo accesible para todxs.

 

Yo iba inicialmente con el canguelo típico que dan estas cosas, pero me encontré con unos profesionales de primera, que transmiten una tranquilidad total y un saber hacer que inspira una sensación completa de seguridad.

Las instalaciones son completamente accesibles, tanto parking, accesos, baño adaptado, etc.

Para el acceso al globo han desarrollado una cesta con puerta que facilita que todas las personas podamos entrar fácilmente. Los que vamos en silla de ruedas, nos tenemos que pasar a una silla con cinturones de seguridad (muy cómoda, por cierto), que está anclada a la misma cesta del globo y que aporta toda la seguridad para que no te muevas. Y……  ¡¡¡sorpresa!!! la silla se eleva para que podamos ver todo igual que el resto de pasajeros. ¡¡¡Que pasada!!! lo tienen todo muy bien pensado.

Nosotros volamos con Toni de piloto, un profesional como la copa de un pino, con un montón de horas de vuelo y muy afable, con quien disfrutamos muchísimo de la aventura, ya que nos fue explicando todo con detalle, tanto del funcionamiento del globo como del paisaje que veíamos.

¡Qué vistas!, ¡qué paisaje!, ¡qué día tan bonito!, como disfrutamos del viaje……..

 

Una vez que estábamos arriba y para completar una experiencia maravillosa, los amigos de Vol de Coloms, te obsequian con cava y coca (postre típico de la zona, similar a una torta de chinchorras y que esta bueniiiísimo).

¡Anda!, que después del vuelo hay que aterrizar………….

Como el vuelo en globo no lleva timón y estás a merced del viento, no sabes donde vas a aterrizar. No hay problema, Toni y sus compañeros se conocen perfectamente la zona y saben donde pueden encontrar las  mejores zonas de aterrizaje. Además van continuamente comunicados con personal de apoyo en tierra, para venir a recogernos donde aterricemos.

Aterrizamos en un prado de una manera perfecta, sin sobresaltos. A los cinco minutos, ya estaban para recogernos el personal de apoyo. Cómo no, para nosotros, los silleros, colaboran con ADISCG (Asociación de discapacitados de las Comarcas Girondenses), para que tengamos un transporte adaptado en condiciones y sin problemas.

Para rematar el viaje, tras la vuelta a la base, y para compensar el madrugón, nos ofrecieron un almuerzo a base de productos típicos de “La Garrotxa”, que estaban todos exquisitos.


Una actividad completísima y que os recomiendo, ya que la podemos hacer todos y la experiencia es inolvidable, tanto que después de volver a casa, no hago mas que hablar de ella y proponérsela a todo el mundo.

Escrito por Kity.
Podéis seguir sus rodadas en facebook

Vanessa 08/03/17 11:24

Buenos días,
Estamos interesados en volar en globo, nos gustaría saber precios, días de vuelo etc etc.

Sería para una persona que tiene esclerosis múltiple, va en silla de ruedas.

Gracias

Escribe el comentario