Fuimos a visitar BUDAPEST 5 días, en tren desde Praga, en unas vacaciones muy completitas…

Vista aérea de la ciudad
Vista aérea de la ciudad

Nos alojamos en el Ibis Styles Budapest Center, en general bien adaptado, siempre y cuando no uses una grúa ya que te encontrarás algún escaloncito en el baño que te lo dificultará… Por lo demás muy bien. Además está ambientado en vídeo juegos retro, ¡muy gracioso!
La adaptación del transporte público en general es muy buena: todos los buses tienen rampa, y los tranvías, si estás por el centro, están aproximadamente al 50%: te pasa uno adaptado y otro no. En cambio si te alejas (sobretodo al otro lado del río, en Buda), solo encontrarás tranvías antiguos no adaptados, por lo que tendrás que usar el bus.
El suelo es bastante agradable en su mayoría, sin adoquines. Y la gran mayoría de esquinas
encontrarás su rebaje con paso de cebra.

El primer día lo empezamos a las 20:00 aproximadamente, aún cansados del largo viaje en tren desde Praga, así que aprovechamos para visitar sitios cercanos al hotel, como la Gran Sinagoga (desde fuera), y un “Ruin Bar”: tipo de bar muy típico de Budapest, muy decorado, música alta, ideal para ir a echar una cerveza. No todos están adaptados. Recomendamos el Szimpla Kert.

Disfrutando de una deliciosa hamburguesa en un local típico de la ciudad
Disfrutando de una deliciosa hamburguesa en un local típico de la ciudad

Al día siguiente fuimos a la orilla del río Danubio a visitar el Parlamento, Monumento de los
Zapatos, el Puente de las Cadenas… Toda esa zona es complicada con adoquines, e incluso en algunos momentos debes rodear hasta encontrar un rebaje.

 

Monumento de los zapatos
Monumento de los zapatos
Parlamento de Budapest
Parlamento de Budapest

Otro sitio que no nos podíamos perder por sus vistas era Buda, al otro lado del río. Para subir al Castillo de Buda y al Bastión de los Pescadores, recomendamos usar el funicular. Está adaptado aunque según como, os tocará hacer “caballito” como nosotros para salvar el escalón.

Bastión de pescadores
Bastión de pescadores

Este funicular está al final del Puente de las Cadenas. Os recomendamos que busquéis un bus que os lleve hasta allí mismo. Nosotros no lo hicimos así de bien: el bus nos dejó ya en la zona de Buda, pero al otro lado, y tuvimos que caminar un buen trozo (no muy bien adaptado) hasta llegar allí.
La zona del Castillo, Bastión de los Pescadores y la Iglesia de Matías es preciosa, y vale mucho mucho la pena todo el camino hasta llegar allí. Desde allí tienes unas vistas increíbles de todo Pest.

Iglesia de Matías
Iglesia de Matías

Una ciudad no tan popular como otras pero que si la visitas… ¡te sorprenderá!

Post escrito por Alex Ruiz

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, indica tu comentario
Por favor, indica aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.