Rocío es una apasionada de los viajes a los que no renuncia pese a su discapacidad, una distrofia muscular de tipo miyoshi.

Es una persona muy positiva a la que le gusta mirar la vida con los mejores ojos.

Además de viajar, sus otras grandes pasiones son la lectura y nadar.