Fuimos a pasar 3 días a Praga. El viaje lo hicimos en tren desde Berlín, en unas 4 horas y media.
Nos alojamos en el Ibis Praha Old Town, muy cerca de La Torre de la Pólvora, y tenemos que decir que es una de las mejores habitaciones de hotel que nos hemos alojado: muy grande, baño adaptado, colchón cómodo, …
De todo lo que hemos visitado este verano (Berlín y alrededores, Praga, Viena y Budapest), Praga ha sido lo que más nos ha gustado. Además al ser una ciudad pequeña, en un par de días lo ves todo bien!
El transporte público allí es el tranvía y algunos están adaptados y otros no. La frecuencia es aproximadamente uno sí y uno no. Para llegar a la parte de la ciudad que está al otro lado del río sí que es recomendable coger uno, pero sino se puede hacer perfectamente paseando.
El suelo es adoquinado pero, según qué partes, el adoquinado es más pequeño y menos
molesto. Por otras partes molesta algo más, pero te puedes mover por la ciudad con calma y tranquilidad.
¡Qué bonito es pasear por el puente Carlos, a poder ser al atardecer!

Puente Carlos
Puente Carlos

Otro sitio precioso es la Plaza de la Ciudad Vieja, donde se ubican la Iglesia de Nuestra Señora de Týn, la Iglesia de San Nicolás y el Ayuntamiento. Allí mismo también está el famoso Reloj Astronómico, ¡foto obligada!

Plaza de la ciudad vieja
Plaza de la ciudad vieja
Iglesia Nuestra Señora de Týn
Iglesia Nuestra Señora de Týn
Reloj astronómico
Reloj astronómico

Si estás en Praga no puedes perderte la visita a sus Sinagogas y al Cementerio Judío, en el barrio judío. A nosotros nos impresionó mucho…

Sinagoga Maisel
Sinagoga Maisel
Cementerio judío
Cementerio judío

Para ir al otro lado del río cogimos un tranvía y visitar el Castillo de Praga, y la Catedral de San Vito en su interior. Para visitar todo aquello ya echamos unas horas.

Catedral de Praga
Catedral de Praga

Nuestra intención era después subir hasta el Monte Petrín pero empezó a llover y tuvimos que volver.
Otro sitio muy turístico que visitamos fue la Plaza Wenceslao, que acaba en el Museo Nacional, y al lado la Ópera Estatal. Por allí hay muchas calles comerciales, que aprovechamos para comprar algunos souvenirs.
Lo dicho, una ciudad con mucho encanto y muy recomendable.

Post escrito por Álex Ruiz

 

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, indica tu comentario
Por favor, indica aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.