De normalidad no me gusta ver las noticias porque suelen ser continuos dramas que deprimen más, si cabe, al ciudadano de la calle. Hoy una de las noticias me ha hecho llorar, pero llorar de emoción al conocer una INICITATIVA con mayúsculas, de esas que merecen la pena y que debería ser portada en todos los medios de comunicación.

Entre primas de riesgos, rescates y demás angustias, WALK ON PROJECT ha sido la nota color esperanza de hoy. Es la historia de unos padres, Mikel y Mentxu, que tienen un hijo al que le diagnosticaron una enfermedad rara y que han utilizado la música como herramienta para conseguir mayor visibilidad para este tipo de enfermedades.

Han contagiado de su positivimo y espíritu de lucha a quienes van encontrando en el camino y así están consiguiendo momentos mágicos como el que el pasado 1 de diciembre se vivió en Bilbao donde, inesperadamente, el centro de la capital vizcaina se convirtió en un espectáculo de música, color y alegría que caló hondo en quienes lo vivieron.

Aquí tenéis la muestra. Disfrutadla amig@s.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, indica tu comentario
Por favor, indica aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.