DESCUBRIENDO NUEVA YORK EN SILLA DE RUEDAS

El año pasado pude cumplir uno de mis sueños desde pequeño: viajar a Nueva York.

Viajamos en Business porque, debido a un viaje tan largo, necesitaba hacer cambios posturales durante el vuelo, ¡y los asientos de clase Business te permiten estirarte hasta estar completamen-te tumbado!

Ya en el aeropuerto JFK cogimos un taxi adaptado que previamente habíamos reservado.
Nos alojamos en el hotel Yotel, muy céntrico, apenas a 10 minutos paseando desde Times Squa-re.
La habitación estaba bien adaptada, con cama de matrimonio muy cómoda y con grandes vistas. Baño y ducha adaptada, a ras de suelo.
Los puntos negativos: moqueta en la habitación, nada deseable para los que usen grúa para transferencias como nosotros. Y la banqueta de la ducha era complicada de acceder con la grúa y tuvimos que hacer varias maniobras hasta colocarme.
Si no vas a usar grúa no tendrás ningún problema.

Para moverte por la ciudad puedes elegir:
Ir paseando: para distancias cortas ya que es bastante grande la isla. No tendrás problemas, en todas las esquinas verás rebajes, y muchos comercios están accesibles tanto para entrar como para acceder a otros niveles a través de ascensores.
Bus: no cogimos ninguno porque decidimos usar el metro, más rápido. Pero por lo que vimos, tenían rampa para acceder a él.
Metro: lo usamos todos los días. Hay muchas estaciones, pero no todas están adaptadas, más bien pocas. Ayúdate del plano en el que indican las que sí que están.
Taxi: más rápido pero más caro. Solo lo usamos para ir y venir al aeropuerto.

Aprovechamos nuestra estancia allí para visitar Washington en el mismo día. Elegimos los auto-buses Megabus, muy baratos (apenas $5 por trayecto), y adaptados a través de una rampa. Cuando reserves debes indicarles que irá una persona con movilidad reducida para que lo tengan en cuenta. Salen cada hora desde muy cerca del hotel, y tardan unas 5 horas en llegar. Pero si vas a coger uno de primera hora, recomendamos ir en taxi aunque veas que está cerca del hotel porque es un polígono y muy solitario…

Si estás en Nueva York no puedes volverte sin probar sus Hot-Dog en los puestecitos que encon-trarás en cada esquina, sus pizzas, hamburguesas (la cadena Shake shack es muy recomenda-ble, y al que fuimos cerca de Times Square era accesible), y por supuesto el restaurante Bubba Gump, inspirado en la película Forrest Gump, en pleno Times Square. Fuimos 2 veces, entrada accesible y el acceso al restaurante de la planta superior es a través de un ascensor.

Fueron 10 días magníficos, sueño cumplido, ¡y a esperar que en el futuro podamos volver a repe-tirlo!

Este viaje ha sido escrito por Alex Ruiz.

Jordi Pla 28/12/17 13:58

Que viaje más bonito!!
Podrias decir el nombre del hotel?
Gracias

Escribe el comentario